viernes, 19 de mayo de 2017

chris cornell está muerto




Ya no tengo 21 años. Son casi cincuenta y la gente se está muriendo. Todos se mueren. Chris Cornell termina un concierto en Detroit, se marcha al hotel y se suicida. Chris Cornell está muerto. Todos dicen que se ha suicidado. 

Toda la música que escucho la hace gente que muere. Todos los días despierto con la noticia de un músico que muere. Pienso que la música que me gusta se acaba, porque se acaba la gente que hace la música que me gusta. Como con Bowie, como Joe Strummer,  como con Kurt Kobain, como con todos los demás. Todos se mueren, Y un montón de gente que no siempre es tan conocida y que sin embargo han hecho la música que me ha hecho vibrar y sentirme vivo durante estos más de cuarenta años.  Ahora se ha muerto Chris Cornell. A mi manera rezo por Chris Cornell. Es un rezo poco religioso, pero en el fondo muy espiritual.  Siento su muerte, como algo mío que se marcha.

La razón por la que sentimos la muerte de alguien a quien admiramos es porque nos recuerda que nosotros también vamos a morir.

Todo lo que leo lo escribe gente que se  muere. Toda la pintura que quiero se pudre porque sus pintores se mueren. La pintura se terminará pudriendo en los museos. Ya no me interesa el arte, porque el arte está muerto. Los artistas están muriendo.  La escultura nunca me ha interesado. El diseño sobrevive. El Punk, definitivamente, ha muerto.

Chris Cornell que estás en los cielos, descansa en paz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario